fbpx

Cuentas: La vinculación o los neobancos, claves para lograr mayores retornos

Ago 1, 2021

La oferta de cuentas de ahorro y remuneradas se ha ido reduciendo en el último año, así como su rendimiento en muchos casos. Pocas son las que resisten sin haber sufrido algún ajuste por el actual escenario de tipos de interés en mínimos y alguna ha desaparecido, como la Cuenta Coinc o la Cuenta Remunerada de Banco Pichincha. Incluso hay entidades, como ING, que han pasado de pagar a cobrar en caso de superar ciertos saldos y no estar vinculado. En general, conseguir los tipos más elevados requiere como poco domiciliar la nomina o recibos. Además, las mejores cuentas remuneran saldos reducidos.

Son los bancos online los que pueden permitirse ofrecer intereses más jugosos, dado que tienen menos costes estructurales, al no tener oficinas. Y los neobancos, como Orange Bank, Renault Bank o MyInvestor, remuneran sin condiciones ni límites para captar clientes. Son los últimos en llegar al mercado y necesitan hacerse un hueco y atraer liquidez. “Son ofertas puntuales que utilizan como gancho sacrificando margen a corto plazo con el objetivo de rentabilizar al cliente a largo plazo”, subrayan fuentes financieras.

Actualmente, una de las cuentas más rentables y también más conocidas es la de Bankinter. La entidad renta hasta un 5% TAE el primer año y hasta un 2% TAE el segundo para un saldo máximo remunerado de 5.000 euros, siempre que se domicilien la nómina superior a 800 euros (antes eran 1.000 euros) y tres recibos como mínimo. En total, se pueden conseguir hasta 340 euros brutos en 24 meses.

También destaca la Cuenta Ahorro Bienvenida con Nómina de Openbank, con un 2,58% TAE el primer año (5% TIN los primeros seis meses), hasta 5.000 euros. A partir del séptimo mes, esta cuenta se convierte en una cuenta de ahorro que renta el 0,2% TAE. Además, devuelve el 1% de los recibos de la luz, gas, teléfono, móvil e internet. Es necesario ser nuevo cliente y domiciliar la nómina de al menos 900 euros al mes.

Por su parte, Banco Sabadell ofrece un interés de hasta el 3% TAE para los primeros 10.000 euros. Los requisitos son algo más exigentes ya que, además de la nómina de mínimo 3.000 euros, es necesario realizar una compra al mes como poco con la tarjeta de crédito y tener un saldo medio mensual en el banco superior a los 30.000 euros.

Las entidades más generosas suelen exigir al cliente la domiciliación de la nómina y recibos

De su lado, Banco Mediolanum renta el 1,40% TAE si se permanece un año y se mantiene un saldo en cuenta de 10.000 euros. Asimismo, exige tener 25.000 euros en productos gestionados por la entidad y formar parte del programa Mediolanum a tu medida, que requiere llevar la nómina o bien cargar recibos o usar la tarjeta. Devuelve el 1% de los recibos domiciliados (mínimo tres) hasta un máximo de 10 euros al mes.

Entre los neobancos, MyInvestor mantiene la rentabilidad del 1% hasta 15.000 euros pero solo durante los primeros 12 meses. Después pasa al 0,10%. No tiene ningún compromiso. “La banca es un negocio de márgenes cada vez más estrechos y pagar por el pasivo va contra el balance. Es poco probable que los bancos empiece a pagar por los depósitos y cuentas”, sostienen desde la entidad.

La Cuenta Ahorro de Orange Bank da el 1% TAE hasta 20.000 euros, pero hay que ser cliente de la operadora Orange. Renault Bank renta el 0,50% TAE sin límite. Por su parte, Pibank rebajó en junio la bonificación de su cuenta remunerada del 0,50% al 0,30% TAE, pero mantiene el tipo del 0,50% para la cuenta nómina con la única condición de domiciliar una nómina o pensión de al menos 1.000 euros al mes. Nationale Nederlanden ofrece el 0,30% TAE sin cantidad mínima y Banco Big y Wizink, el 0,10%.

Desde Raisin es posible acceder a las cuentas del italiano Banca Progretto al 0,15% TAE y del noruego Brabank al 0,13%. La cantidad mínima requerida es de 10.000 y de 5.000 euros, respectivamente.

En cualquier caso y, aunque elegir un producto u otro es una decisión personal en función de lo que compensa más, cada vez más se insiste en la importancia de la educación financiera para gestionar los ahorros y la inversión y sacar el mayor partido al dinero. “Es importante que nos eduquemos en conceptos de finanzas y que hagamos un seguimiento periódico de los productos en los que está nuestro dinero y de aquellos en los que podríamos invertir, ya que, si prestamos atención, podremos beneficiarnos de buenas rentabilidades”, aseveran en HelpMyCash.

Información exclusiva y privilegiada

Recibe información exclusiva de los negocios de hoy en tu bandeja de entrada todas las semanas.

A %d blogueros les gusta esto: