fbpx

¿Una nueva era de monetización de contenidos? La tecnología blockchain puede hacer una mejor distribución

Abr 2, 2021

De este modo, han ayudado a que personas normales se conviertan en celebridades conocidas, muchas de las cuales tienen ahora más influencia que las cadenas de televisión y los medios de comunicación impresos. Lo mismo puede decirse de los servicios de transmisión de música como Spotify e iTunes, que ahora permiten a los músicos saltarse los acuerdos con las discográficas y simplemente subir sus canciones directamente a las plataformas a través de servicios como DistroKid y otros.

Aunque se trata de hazañas asombrosas, por no decir otra cosa, el modelo aún debe mejorarse. Según Jack Cheng, cofundador de GazeTV, una plataforma de entretenimiento social basada en blockchain:

«Los creadores de contenidos no tienen muchas opciones hasta que son famosos o tienen un gran número de seguidores, e incluso entonces pueden ser deplorados con bastante facilidad. Si pensamos en los primeros días de YouTube, la plataforma no ganaba dinero. Hoy en día la plataforma gana dinero como parte de un gran motor de generación de datos».

Las principales plataformas de contenidos mantienen a los aspirantes a creadores en la oscuridad en lo que respecta a sus políticas de compensación, lo que lleva a frecuentes desmonetizaciones de vídeos y también ha llevado a muchos creadores a eliminar sus vídeos o a ser baneados en la sombra. Algunos han visto sus canales completamente eliminados o desmonetizados sin previo aviso.

Cheng cree que la tecnología blockchain puede ayudar a cambiar esta situación al tiempo que proporciona una mejor monetización para los creadores de contenido, diciendo a Cointelegraph: «Tener un lugar transparente para los creadores de contenido que permita a los espectadores recompensar a los propios creadores es imperativo».

¿Qué ocurre exactamente?

Mientras los creadores tienen dificultades para monetizar sus contenidos -enfrentándose a múltiples normas estrictas, frecuentes desmonetizaciones y, en general, bajos ingresos-, las redes publicitarias siguen ganando millones de dólares mostrando anuncios y recogiendo los datos de los usuarios. A continuación, esos datos se comparten, sin saberlo y a menudo sin quererlo, con otros terceros para fomentar el retargeting publicitario. Todo esto se hace sin compartir una sola recompensa con los creadores de todo este valor: el consumidor de contenidos.

Los creadores están deseando cambiar esto. Ya está ocurriendo con muchas otras industrias, como los servicios financieros, que se han visto alterados por la aparición de las finanzas descentralizadas, o DeFi. Ahora, la tecnología blockchain puede por fin hacer mella en el mundo del entretenimiento y acercar a anunciantes y creadores, eliminando a los intermediarios y permitiendo que todas las partes implicadas sean compensadas adecuadamente. EllioTrades, un cripto YouTuber y cocreador del proyecto Superfarm NFT, dijo a Cointelegraph:

«El compromiso es lo que importa y la realidad es que YouTube y Twitter tienen un alcance inigualable. Hasta que un aspirante pueda proporcionar adecuadamente las herramientas para que los creadores construyan sus propias marcas, no hay mucha alternativa a estos titulares. Casi todos los creadores de contenidos lo saben, por lo que, a pesar de la censura ocasional en estas plataformas, los creadores se mantienen firmes en el crecimiento de sus canales allí.»

Incentivos a través de la tecnología Blockchain

Varias plataformas pretenden resolver las ambiguas políticas de monetización de varias plataformas de entretenimiento aprovechando los incentivos y las recompensas, lo que permite a los creadores y al público relacionarse entre sí y formar una comunidad.

Por ejemplo, en GazeTV, los usuarios pueden apoyar a los creadores con tokens ERC-20 GAZE, basados en sus preferencias y gustos, que se pueden ganar, hacer staking e intercambiar. De este modo, los creadores pueden seguir en la Blockchain la forma exacta en que son compensados. Esto proporciona a los creadores opciones adicionales para ganar con su contenido. Cheng dijo a Cointelegraph: «No creo que sea una opción binaria. No tienes que dejar otras plataformas, como YouTube, para estar en GazeTV».

Otras plataformas de este tipo son You42 y AIOZTube, la aplicación descentralizada insignia, o DApp, de Aioz Network. Estas plataformas pretenden crear nuevas formas de recompensar a los creadores de contenidos de forma justa, al tiempo que aportan mejoras en otras áreas como la privacidad de los datos y el fraude publicitario.

¿El sistema está roto?

Aunque es fácil señalar simplemente a corporaciones «codiciosas» como Spotify o YouTube, es importante tener una visión holística de todos los problemas asociados a la prestación de servicios de streaming de audio y vídeo como los mencionados. Plataformas como éstas parecen sencillas a los ojos del usuario normal, pero su funcionamiento es muy complicado y caro.

Hasta ahora, estos servicios han funcionado en servidores basados en la nube, que son caros y pueden causar problemas cuando se trata de la entrega real del contenido. Problemas como la lentitud de las transmisiones y la baja calidad de los vídeos y de los fotogramas, entre otros, siguen afectando a estos servicios, y la tecnología Blockchain no puede resolverlos por completo.

Sí, en el mejor de los casos, la tecnología Blockchain puede aumentar los incentivos al permitir que los anunciantes y los creadores interactúen directamente y puede eliminar las redes publicitarias como intermediarios, pero el problema de la entrega de contenidos sigue existiendo. Los servicios centralizados tienen sus límites, y las pocas empresas propietarias de los servidores siempre serán recompensadas.

¿Blockchain como elemento de cambio?

Aquí es donde entran en juego los sistemas de entrega de contenidos entre pares. Plataformas como Theta y Aioz Network están aprovechando tanto la Blockchain como los sistemas de intercambio de archivos P2P para crear un sistema totalmente descentralizado que permitirá la creación de DApps que podrían cambiar el paradigma. Este nuevo sistema también permitirá que servicios existentes como YouTube, Netflix y otros se trasladen fácilmente de costosos servidores centralizados a servicios de nodos descentralizados.

¿Cómo funciona? Este tipo de proyectos combinan la tecnología Blockchain y el intercambio de archivos P2P de una forma sencilla en la que los sistemas P2P se encargan de la entrega de contenidos. Sin embargo, esto no es nuevo, ya que proyectos como BitTorrent existen desde hace muchos años. El cambio clave es el uso de la tecnología blockchain para recompensar adecuadamente a los nodos por su trabajo.

De este modo, los nodos cumplen la función principal de almacenar y distribuir contenidos, realizando tareas informáticas intensivas que requieren ancho de banda, almacenamiento y energía para entregar los contenidos. Erman Tjiputra, director general y fundador de Aioz Network, dijo a Cointelegraph:

«AIOZ Network, una red de entrega de contenido basada en Blockchain de capa 1, incentiva a los nodos de borde con $AIOZ para compartir recursos de computación y ancho de banda de Internet con la seguridad, la transparencia y la responsabilidad de Blockchain. AIOZ Network permite a las dApps tener una mayor calidad de streaming para los espectadores a través de la técnica de streaming p2p y un ahorro de costes instantáneo respecto a las CDN tradicionales.»

El camino a seguir, DeFi y NFTs

La tecnología blockchain permite la monetización descentralizada para crear sistemas de recompensa más justos y transparentes para los creadores y también permite a los anunciantes ahorrar millones al prescindir de las redes publicitarias. La atención y los datos pueden ahora negociarse directamente con el consumidor de contenidos, y éste puede ser recompensado por proporcionarlos voluntariamente.

Sin embargo, la cosa no acaba ahí. Los tokens no fungibles son la última moda en el mundo de las criptomonedas, y pueden ser la clave para la monetización adicional y el control dirigido por la comunidad para los creadores de contenidos. En pocas palabras, los NFT pueden permitir que los creadores se tokenicen a sí mismos y que la comunidad pueda opinar sobre cómo se debe manejar el contenido.

Internet ha abierto las puertas a la aparición de formas de contenido totalmente nuevas, desde los vlogs a los vines, los deepfakes, los vídeos de broma y mucho más. Contenidos que ahora se consideran habituales y que se dan por sentados eran sencillamente imposibles hace unos años. Las plataformas para compartir vídeos, como YouTube, y los servicios de streaming, como Twitch, han cambiado las reglas del juego para la creación de contenidos de una manera inconmensurable.

Sigue leyendo:

Información exclusiva y privilegiada

Recibe información exclusiva de los negocios de hoy en tu bandeja de entrada todas las semanas.

A %d blogueros les gusta esto: